Julio 16, 2015

¿Cómo funciona la Biodinámica Craneosacral?

Creemos que todos los eventos de la vida, nuestras experiencias y la forma en que nos sentimos respecto de éstas, son registrados en el cuerpo. Es por ello que a través de la Biodinámica Craneosacral no sólo trabajamos con dolencias físicas, sino que además podemos acceder a esas experiencias y emociones que quedaron grabadas en el cuerpo, observarlas desde un espacio de salud, y en el tiempo, sanarlas.

Como terapeutas buscamos un contacto no invasivo ni manipulativo; un espacio en nosotros que observa al sistema de forma neutral. La neutralidad requiere dejar de lado el deseo personal de querer sanar o mover las estructuras del paciente. Éste tipo de contacto permite que el sistema del paciente se muestre como es, que comparta su historia y comience su proceso de sanación con sus propias herramientas. De ésta manera, los efectos de la terapia serán más profundos y permanentes en el tiempo.

Entonces nos preguntamos, ¿Para qué necesitamos al terapeuta?

El sistema necesita un observador neutral para acceder a la salud. Un terapeuta entrenado que conozca las estructuras del cuerpo, que sea capaz de escuchar la sutileza de sus manifestaciones y que proponga caminos para que el cuerpo del paciente se auto-regule.

La sesión comienza con una breve conversación, luego el paciente vestido se ubica en la camilla para comenzar la parte manual de la terapia con un suave contacto. Durará aproximadamente una hora. La cantidad y frecuencia de sesiones dependerá de la condición que presente el paciente y de sus causas.

img00007